¿Sabes que tipo de Celulitis Tienes?

Aunque la celulitis se puede mostrar de distintas formas en las mujeres, esta dolencia se puede agrupar en clases que nos ayudarán a identificar cuál es la nuestra:
Celulitis Generalizada:
Aparece exclusivamente en mujeres obesas, con hábitos alimentarios desequilibrados. Comienza en la pubertad y con el paso de los años los factores suelen ser cada vez más desfavorables. Los trastornos se incrementan lo que ocasiona importantes cambios estéticos.

Celulitis Localizada:
Las celulitis localizadas originan fenómenos dolorosos, las zonas donde se muestra preferentemente son las piernas, el abdomen, nalgas, tobillos y parte inferior de los brazos (tríceps).
Este tipo de celulitis se observa en la pubertad y en jóvenes de 16 a 20 años, en casos especiales hasta los 35 años. Desde los inicios se encuentra el signo de “Piel de Naranja” y entre sus síntomas comunes:
Dolor, sensación de pesadez y síndrome de piernas cansadas. Edemas y dificultad de movilidad.
Puede aparecer tanto en personas delgadas como gruesas.

Celulitis Dura:
Se observa este tipo de celulitis generalmente en deportistas y bailarinas, con tejidos firmes y bien tonificados. Se evidencian por la prueba del pellizcamiento con aparición de “Piel de Naranja”.
Esto es debido a una mala nutrición y oxigenación, la capa epidérmica es delgada y de aspecto seco y rugoso. Por eso, en general, coincide con la aparición de estrías a consecuencia de la rotura de las fibras elásticas de la piel. Este tipo de celulitis no presenta dolor.

Celulitis Fláccida:
Es típica de personas sedentarias o aquellas que en algún momento fueron muy activas y ya no lo son. También se presenta en personas que han subido y bajado de peso bruscamente. También se presenta en pacientes sometidas a tratamientos dietéticos con posterior recuperación del exceso de peso. Los síntomas son: escaso tono muscular que produce deformación, zonas que se hunden con la menor presión, al caminar se aprecia fácilmente la “Piel de Naranja”, mareos y tendencia a la hipotensión, frecuentemente asociada con varices, varicosidades, edemas blandos y retención de líquidos.

Celulitis Edematosa:
Se encuentra en mujeres de todas las edades, pero más frecuentes en jóvenes y adolescentes. Se aprecia fácilmente la piel de naranja.
Recomendaciones para combatirla:
Se recomienda al menos dos veces por semana hacer una cura de alimentación desintoxicante, este tipo de dietas no soluciona ni cura la celulitis pero ayuda a verse mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario