Resumen y Epílogo de un Trasplante Hepático

La Historia descrita, empieza el 4 de Junio de 1989, un domingo a las 10 de la noche, cuando el Mundo se quedó huérfano de luna y estrellas, una oscura noche, cuando se apagaron las luces del Cielo y se abrieron los hiatos del Infierno, escapándose los demonios exorcizados, que con su atuendo ensangrentado llegaron hasta mis despojos, angularon los huesos, abrieron los Vasos y destrozaron tejidos…¡ Robándome la felicidad!, en medio de quejidos y dolores espantosos en la carretera Panamericana y luego en el Quirófano, de un Hospital Nacional de Essalud.
Se ha expuesto sin ninguna mezquindad la Historia, que si bien es personal, representa la Historia Natural de los pacientes condenados a muerte por una Enfermedad Hepática Terminal, se exhibe sin ningún pudor el armario del alma, donde conviven exhaustas y agitadas, las moléculas del dolor y la esperanza, los átomos de la ilusión y la congoja, donde yacen colgados los tejidos, con toda su Histología de tristeza, llorando un futuro incierto, entre el Milagro y la Apoptosis, cuya dimensión y magnitud jamás podrán estar contenidas en ningún papel y en ninguna palabra,… aún cuando al escribirlas dejemos gotas de Sangre, entre sus sílabas, porque la Historia Natural de estos pacientes- como hemos leído- es tan dolorosa para la familia, ¡tan dolorosa como una Verdad Apodíctica!, que sólo encuentra sosiego, alegría y felicidad en la Luz Divina de un Trasplante, aún- como se relata en esta crónica-, cuando algunos pacientes mueren en la Espera -por falta de órganos - y otros mueren luchando contra el Rechazo después del Trasplante, pero llegan felices a esa noche suprema, porque saben que llegan luchando, aunque esto, no nos exime de llorarlos y sufrir por sus partidas.
Relatamos todo el sufrimiento que esta enfermedad engendra, son meses y años perdidos en el túnel del espanto, en medio de tribulaciones de todo tipo, caminando a orillas de la desesperanza, del olvido, de la Soledad, viviendo en el último peldaño de la escalera,…A partir de ese lugar, ya todo es silencio y soledad, más arriba sólo está Dios y justamente, se muestra como se logra sintonizar con el Señor, a través de las Oraciones y Rezos, Misas y Ofrecimientos que se ofician con devoción, demostrando como una FE firme y sólida, mantiene una línea directa y sin interferencias con Dios
Este modesto relato, muestra el éxito de la operación y su evolución, como un triunfo de Dios y de los Médicos Trasplantólogos, quienes finalmente encienden las luces del Cielo, encarcelan sus demonios, cierran los hiatos del Infierno y nos devuelven la felicidad robada
Dios quiera que la experiencia presentada sea la realidad de esos sueños con los que se siguen acostando con FE, Confianza y temple, miles de hombres, mujeres y niños que esperan un Trasplante que les devuelva la Vida.
En el relato se expresa el eterno e impoluto agradecimiento a las Familias que aceptaron la Donación de Órganos y Tejidos, en medio de su comprensible dolor
Curiosamente, esta Historia termina, una madrugada, en el Quirófano, de un Hospital Nacional de ESSALUD, sin necesitar una sola gota de Sangre, un 15 de Octubre del 2008,… ¡19 años 4 meses 11 días después!
Fuente: Articulos

No hay comentarios:

Publicar un comentario